jueves, 13 de noviembre de 2014

La ley del karma





La ley del Karma dice que cada acción que emprendes, sea física, verbal o mental, tiene un efecto similar.  En la sabiduría popular nos tropezamos con ella constantemente con la frase:  "lo que siembres recogerás".  La energía que generas con tus acciones no se detiene jamás, se proyecta en la eternidad hasta que produce su efecto, que será similar a la causa que lo ha producido.  Si siembras castañas no obtendrás limones... 

Lo más importante de esta sabiduría es que te hace responsable de tus actos, impidiéndote culpabilizar a otros por lo que te suceda.  El complejo entramado del karma provoca todas  tus desdichas y placeres, pero no por culpa de los demás sino porque vuelve la energía que en un momento habías generado.  Esto no se limita solamente a esta vida sino que se proyecta al infinito.  Es como si lanzases un martillo al aire y te olvidases de él.  En un momento u otro, por la fuerza de la gravedad del martillo tiene que bajar.  Si éste te da en la cabeza, no puedes empezar a culpar a los demás por el simple hecho de que no te acuerdas de que lanzaste el martillo al aire en un momento dado de tu existencia.  Las desgracias que te ocurren, quieras o no, aunque sea duro reconocerlo, (el ego se rebela), tienen su causa en ti mismo, en tu propio contiuno mental.  Por tanto, tu dedo ya no puede señalar a nadie, ya no puedes odiar a nadie, ya no hay nadie para culpar de tu desgracia por muy duro que sea, no puedes utilizar una ley universal como la de causa y efecto para lo que a ti te convenga, sería muy poco honesto por tu parte.

Si lo piensas bien, lo analizas, verás que no puedes mover un átomo de una parte del universo sin que esto repercuta en todo el universo.  El átomo no es más que energía, nuestro pensamiento no es más que energía y nuestra acción proviene del pensamiento, por tanto todo, absolutamente todo lo que hagamos o pensemos va a tener una consecuencia en el universo.  Lo creamos o no es una cuestión de pura lógica, de pura ciencia sutil. Algunos científicos que experimentaron con partículas subatómicas descubrieron que no podían manejar estas partículas sin que su pensamiento influyera en el comportamiento de las mismas.  Algunos de estos científicos proclaman que las propiedades de las partículas nucleares no son más que creaciones de sus propias mentes, que de hecho, las partículas no tienen propiedades independientes de las mentes de quienes las observan.  Esto presupone que, en el mundo de las partículas, la mente que percibe la realidad, de hecho la crea.

Partiendo de esta base podríamos decir que nuestra mente ha creado lo que percibe, ¿no?.  Entonces por la misma regla podemos considerar nuestra mente totalmente interdependiente de lo que ocurre "fuera" de nosotros.  Consecuentemente esto nos lleva de nuevo a la ley de causa y efecto y al hecho de hacernos responsables a nosotros y a nuestra mente de todo lo que nos ocurre, bueno y malo. 

Relacionando todo esto con nuestra actitud egoísta,  piensa que el ego no puede traerte nada bueno ya que todo lo malo que te ocurre: parejas rotas, celos, robos, violencia, enfermedad...  Viene de una actitud egoísta del pasado. Y todo lo bueno que te ocurre viene de abandonar esta actitud. !Que energía más maravillosa puede volvernos del hecho de amar a los demás . Y que energía más negativa puede volvernos de dar rienda suelta a nuestro odio, rabia, o a cualquier otra mente perturbada!

¡Afortunadamente puede existir una salida de este continuo!  

Tienes que reconocer que esta energía viene de tu propio continuo mental. Que fue creada en el pasado quizás con consecuencias dañinas para otros seres.  Ahora tienes la oportunidad de purificarla, de limpiarla, aceptando cualquier sufrimiento como retribución a las acciones negativas que se cometieron en el pasado debido a las perturbaciones mentales generadas por el odio, el apego o la ignorancia.  Aceptarlo de corazón y con agradecimiento hará que cualquier sufrimiento se pueda sentir como aprendizaje y no como pesada carga y que además pierda sus potenciales para volver a repetirse.

Me gusta verlo así:  si en mi vida personal hago daño a alguien, me doy cuenta de ello y me arrepiento,  me hace muy feliz poder reparar o compensar el daño que he causado.   Con el karma pasa lo mismo pero a gran escala.


sábado, 4 de octubre de 2014

jueves, 2 de octubre de 2014

¿Qué es el Yoga Dinámico ?


Nuestra sala y uno de nuestros profesores.


Qué es yoga dinámico

Es sobre todo un refinado método de enseñanza de Yoga fundamentado en los Yoga sutras de Patanjali.  Sus prioridades son la sensibilidad, la sutileza y la intimidad con uno mismo como práctica de auto-indagación. Esta intimidad es lo que permite al alumno aprender a escuchar a su propio maestro interior hablándole  a través de las sensaciones que revela la inteligencia del cuerpo.

En qué no está interesado el yoga dinámico

El yoga dinámico no está interesado en las especulaciones, los dogmas o las creencias. No enseña tradiciones, ni filosofía, ni creencias religiosas hindúes.  No está interesado en convertir el yoga en una religión.  

El yoga dinámico no está interesado en el control del cuerpo, de la mente o la respiración sino en la intimidad con el cuerpo, la mente y la respiración.  El control anula toda posibilidad de auto-indagación y nutrición del cuerpo y de la mente, provoca tensión y anula toda posibilidad de relajación profunda y de confianza.  El control siempre es impuesto desde fuera, desde la especulación o la creencia,  la intimidad surge de lo profundo, desde la indivisibilidad de lo que ya Es.  

En qué está interesado el yoga dinámico

El núcleo de la práctica del yoga dinámico se basa en intimar con la inteligencia del cuerpo para aprender a sentirse más profundamente y entenderse más claramente a través de la experiencia directa, sin necesidad de especulaciones. 

El yoga dinámico está interesado en las experiencias que puedan ser entendidas desde la inteligencia del cuerpo humano. Por eso enseña desde la acción, desde la experiencia directa, prescindiendo de cualquier dogma ideológico o religioso.

El yoga dinámico está interesado en la intimidad no en el control. La intimidad es como la luz que ilumina y que  permite ver con claridad y lucidez lo que está sucediendo sin fundamentarse en creencias o especulaciones.

El papel de la mente

Aprender a intimar con la inteligencia del cuerpo y profundizar en ello va llevando al alumno a entender y clarificar la naturaleza de la mente sin involucrarse directamente con ella.  (véase el apartado de meditación somática)

El poder del movimiento

El método se fundamenta en lo que llamamos ulolas. Ulola es un movimiento repetitivo entre dos, tres o cuatro posturas de yoga, o partes de una misma postura, sincronizado  con el ritmo de la respiración.  Es la técnica más sencilla que representa el elemento agua en la práctica de yoga. Es una técnica indispensable para enseñar yoga de manera efectiva.  El efecto combinado que produce  la repetición del movimiento y su sincronización  exacta con la respiración es una profunda interiorización de la conciencia. La práctica de los ulolas permite que el cuerpo sea sensibilizado y despertado deliberada y cuidadosamente antes de mantener las posturas de yoga en quietud. Estos ulolas pueden ser practicados de pie, sentados, tumbados boca arriba, boca abajo e invertidos.  (ver videos)

Los beneficios más superficiales del yoga dinámico

El yoga dinámico tiene un profundo efecto sobre el cuerpo y en especial sobre la columna vertebral por lo que es usado para prevenir y curar dolores de espalda.  Tiene también un profundo efecto sobre la mente por lo que su práctica continuada desarrolla de una manera excepcional la concentración, la estabilidad mental y la relajación.  Es una ayuda fantástica para combatir el estrés y la ansiedad.

Los beneficios profundos del yoga dinámico

Cuando el alumno se vuelve íntimo con la inteligencia que És, comienza a despertar en él quizás el más profundo y maravilloso efecto que puede darse:  la confianza. Confianza en el cuerpo, confianza en la mente, confianza en la consciencia.  Confianza en la inteligencia de la vida...  Es en este espacio de confianza donde puede verdaderamente surgir Relajación.

¿A quién le puede ser útil yoga dinámico ?

Yoga dinámico es una práctica sencilla, deliciosa, fácil y asequible para todos.  Usa posturas sencillas  y poco comprometidas para las articulaciones.  Usa el movimiento para liberar el cuerpo y la mente de tensión y prepararlo para la quietud.  Yoga dinámico, y hablo desde mi propia experiencia, es una maravilla para toda persona que quiera aprender yoga para el beneficio del cuerpo y de la mente.

¿Necesitas ser flexible para practicar yoga dinámico?

Para nada. Sin embargo, su práctica regular irá liberando tu cuerpo de tensión y te sentirás naturalmente más flexible y espacios@. Pero recuerda que la práctica de Yoga no trata sobre lo que puedas hacer sino sobre lo que puedes sentir.  No es una cuestión de hazañas, logros, fuerza ni flexibilidad, sino de lo que de hecho estás sintiendo a cada momento.

¿Necesitas ser una persona relajada y tranquila para practicar yoga dinámico?

En absoluto, pero la continuidad en la práctica  te ayudará a sentirte naturalmente relajad@ y nutrid@. 

¿Practicáis la relajación tumbada en las sesiones de yoga dinámico?

Por supuesto. Al final de cada clase reservamos unos 15 minutos para practicar la relajación tumbados, un espacio de regeneración profunda.  A veces es una práctica dirigida (yoga nidra) y a veces es una práctica no dirigida donde el alumno tiene la posibilidad de volverse íntimo con las sensaciones más sutiles.

Al principio de la clase también reservamos un espacio de intimidad para darle a la mente y al cuerpo  la oportunidad de relajarse de las preocupaciones de la vida cotidiana.

Clases de yoga dinámico en Palma de Mallorca -  De lunes a viernes –