domingo, 6 de noviembre de 2022

LOS BANDHAS

 


Hay tres bandhas fundamentales en la práctica de yoga.  Mula, Uddiyana y Jalandhara.  Mulabandha es la activación, en forma de succión, de los músculos accesorios de exhalación que se encuentran en la parte inferior del tronco, entre el ombligo y la parte púbica. No es algo que se haga en el suelo pélvico, sino que tiene un impacto sutil sobre éste.  Uddiyanabandha se hace en el pecho al activar los músculos accesorios de la inhalación, lo que provoca una profunda succión del plexo solar.  Jalandharabandha, sucede en la garganta como un impacto de los otros dos. Aunque normalmente se los considera por separado a efectos descriptivos, son inseparables, son intrínsecamente uno.  La práctica de un Uddiynanabandha puro, realizado con los pulmones vacíos, provocara siempre mulabandha y jalandharabandha.  La combinación de los tres se conoce como Merubandha. Aunque te suene raro, Jalandharabandha es el más sutil y difícil de acceder por separado.  Cuando de verdad está presente, la parte inferior de la garganta se abre y la superior se estrecha por sí sola desde dentro.  Combinados los tres bandhas generan una profunda succión hacia arriba que tiene origen en el perineo transmitiéndose al plexo solar y a la garganta. Practicar correctamente los bandhas supone que no haya tensión en ningún punto.  De hecho, cuando practico los bandhas los siento como una profunda a irrefrenable invitación a liberar la tensión de todo el cuerpo.  




martes, 25 de octubre de 2022

TODOS VIVIMOS NUESTRA PROPIA ALUCINACIÓN

 



No creas que solo los que están en los manicomios  son los mentalmente perturbados.  Todos, sin excepción, padecemos la enfermedad de las perturbaciones mentales.


El motivo por el que no hay paz en nuestra vida es porque no hay paz en nuestra mente y el motivo por el que no hay paz, claridad o lucidez en nuestra mente es porque está eclipsada por las perturbaciones mentales.

Una perturbación mental se define como una mente, un pensamiento,  que surge debido a una  creencia en algo que no es real, que no es verdad y cuya función es turbar la mente y descontrolarla.  

El apego es una perturbación mental.  Un ejemplo de apego es cuando nos enamoramos y exageramos las cualidades de nuestra pareja.  Estaríamos enganchados a ella las 24 horas del día porque la sentimos como algo excepcional.  Estas cualidades normalmente no son reales y cuando con el tiempo nos damos cuenta, creemos que nuestra pareja ha cambiado, pero en realidad no ha cambiado, sino que nos habíamos enganchado a unas cualidades no existían realmente, las había exagerado la mente.  Entonces sufrimos porque nada es como habíamos creído.  Esto es una perturbación mental. Otro ejemplo de apego y de perturbación mental es pensar que con el último modelo Iphone, voy a ser el más feliz, el más guay.  Poco dura esta sensación.  Al cabo de un tiempo, posiblemente poco, esta sensación de falsa felicidad se transforma de nuevo en la misma necesidad insaciable de sentirnos en paz que teníamos antes de comprarlo, y que nunca va a llegar, porque estamos  fundamentado nuestra felicidad en una creencia falsa: ¡ con el último modelo de Iphone voy a ser más feliz!  Nos pasamos la vida haciendo esto con todo y por esto nunca llegamos a disfrutar de verdadera paz. ¿Puedes empezar a darte cuenta que la paz no está a fuera de la mente?

Mi maestro Geshe Kelsang Gyatso en su libro “Comprensión de la mente” dice:

“Si no tuviéramos perturbaciones mentales, sólo experimentaríamos paz y satisfacción.  Cuando nuestras perturbaciones mentales, como el odio, los celos o el apego, permanecen adormecidas, la mente se mantiene relativamente apacible y satisfecha, pero en cuanto se manifiestan con fuerza, se trastorna, como cuando una repentina tormenta rompe la serenidad del mar.  Aunque disfrutemos de buena salud física, cuando las perturbaciones mentales se manifiestan, nuestra mente se siente incómoda.

Podemos observar la mente de cerca a lo largo de un día para comprobar que tipo de mentes generamos más a menudo: perturbaciones mentales, mentes neutras o apacibles.  Si no nos adiestramos en el Dharma (las enseñanzas que impartió Buda sobre la mente y la meditación), es muy posible que las mentes neutras o alteradas excedan en número a las apacibles.  Debemos aumentar la duración de las mentes apacibles hasta mantenerlas durante todo el día.  Cuando lo hayamos conseguido podemos intentar de hacerlo durante dos días y seguir practicando de este modo hasta lograr disfrutar de tranquilidad en todo momento.  Finalmente alcanzaremos la paz permanente de la liberación y, como no tendremos perturbaciones mentales, nada podrá trastornarnos.

La única manera de alcanzar la paz permanente de la liberación es cultivando y aumentando las mentes apacibles.  ¿Por qué nos resulta tan difícil mantener una mente tranquila?  Porque padecemos perturbaciones mentales.  Los problemas externos no pueden alterar nuestra mente, a no ser que al experimentarlos generemos perturbaciones mentales.  Si reaccionásemos correctamente, ni siquiera nuestros enemigos conseguirían turbar nuestra tranquilidad”.



martes, 18 de octubre de 2022

Yoga en detalle: Como practicar Adho Mukha Svanasana - Postura Perro


 

En este vídeo te explicamos de manera detallada como realizar la postura perro boca abajo para proteger tu espalda baja y no dañarla. Es una técnica de yoga ideal para relajar y liberar muchos dolores de espalda. Ayúdanos a difundir estas maravillosas técnicas suscribiéndote al canal. Muchas gracias y feliz práctica!

jueves, 29 de septiembre de 2022

MEDITACIÓN CON MANTRA




Comienza tu práctica estabilizando el peso de tu cuerpo siempre en el borde frontal de los huesos de los glúteos con los huesos frontales de las caderas un poquito más adelantados que los de los glúteos.  Puedes sentarte sobre un soporte de meditación con las piernas cruzadas,  en este caso debes asegurarte de que las rodillas siempre queden más bajas que los huesos de los glúteos, si no tu columna se irá colapsando. También puedes sentarte en un banquito de meditación o en una silla, teniendo en cuenta lo que acabo de decir sobre los huesos de los glúteos.  Permite a tu columna expresar naturalmente su verticalidad quedando la cabeza neutral al final de la misma.  Tu espalda baja y glúteos deben quedar tan relajados como sea posible.  Los ojos suavemente cerrados.  Hay músculos en tu cuerpo que no tienen por qué estar tensos durante esta práctica.  Estos músculos son los de los pies y las piernas, los que cruzan por el interior de la pelvis, los brazos, manos y hombros, los de la cara y el cuero cabelludo y el suelo pélvico. Suaviza también el pecho y el abdomen.


En esta primera parte tienes que sentir las sensaciones generadas por el cuerpo tan clara, directa y continuamente como puedas invitando a todos los músculos, que no sean necesarios para mantener la verticalidad, a relajarse profundamente, permitiendo a la inteligencia de la mente  reconocer la diferencia entre suavidad y dureza, relajación y tensión.  Ya me he referido a estos músculos en el párrafo anterior.   No debes moverte en la medida de lo posible.  Si sientes un dolor o una tensión en alguna parte del cuerpo simplemente siéntela hasta sus últimas consecuencias pero no la muevas,  si el cuerpo tiene que hacer algún ajuste lo va a hacer desde su propia inteligencia sin la intervención de tu mente.

Mientras invitas a tu cuerpo a relajarse profundamente debes dejar ir cualquier habilidad de la mente por imaginar, crear fantasías, esperanzarse o deprimirse, manipular o controlar, debes dejar ir cualquier habilidad de la mente que no sea simplemente reconocer lo que está sucediendo en tu cuerpo, distinguiendo entre suavidad y dureza, relajación o tensión. 

Quizás en el momento en que te sientas profundamente relajado puedes usar un mantra.  Mantra significa protección de la mente.  Es una protección, por una parte, porque no permite que tengas más pensamientos que el propio mantra y por otra, porque el mantra debe evocar algo positivo en tu mente, cosa que la protege de los pensamientos negativos y sus desagradables consecuencias. Puedes usar cualquier palabra que para ti tenga el poder de atraer tu atención de una manera bella y positiva, evocando en ti sensaciones placenteras y gozosas.

La manera de trabajar con el mantra es muy intuitiva.  Puedes empezar por recitarlo verbalmente, flojito y muy despacio, únicamente audible para ti.  Disfruta de escuchar tu voz cada vez que lo pronuncias hasta que llene tu mente de su sonido e incluso de su significado oculto.  El significado no es algo que debas buscar intencionada e intelectualmente, simplemente se revelará cuando practiques con el mantra, te relajes y disfrutes profundamente. A modo de ejemplo, si usas "AMOR" como mantra, posiblemente te llegue a revelar que realmente no te quieres como creías y posiblemente te revelará también las maneras que tienes de maltratarte continuamente. Quizás te revele que si haces esto contigo es posible que también lo hagas con los demás. Si continuas con la práctica, sentirás que a medida que lo vas repitiendo verbalmente, de forma natural se vuelve una recitación mental. Deja que siga así....



jueves, 11 de agosto de 2022

EL GOZOSO PODER DE LA CONCENTRACIÓN



Cuando te hayas familiarizado con el objeto de meditación habrás encontrado el objeto de meditación. Si es el cuerpo, o una parte del cuerpo, tendrás que sentir y reconocer esta parte del cuerpo. Eso es encontrar el objeto de meditación.  Una vez lo has logrado, debes sostener este objeto con comodidad, sin aflojarlo ni apretarlo demasiado. Cuando puedas enfocar tu atención de manera clara, directa y continua sobre el objeto, habrás logrado la primera permanencia mental. Tienes que continuar practicando de este modo, y cuando logres sostener el objeto con continuidad durante cinco minutos, habrás alcanzado la segunda de las nueve permanencias mentales.

Al principio de tu práctica habrá un mínimo esfuerzo que será necesario para alcanzar estos dos niveles de manera correcta.  Estos dos niveles son el fundamento para acceder a los niveles restantes.

Las nueve permanencias mentales o niveles de concentración.


  1. Emplazamiento de la mente.
Como ya se ha mencionado, el nivel de concentración denominado emplazamiento de la mente consiste en encontrar el objeto de meditación y enfocar la mente en él, aunque no puedas mantenerlo durante mucho tiempo.  Esta etapa inicial se alcanza como resultado de investigar y comprender el objeto de concentración y leer estas instrucciones.  En este nivel, debes reconocer la multitud de pensamientos conceptuales que aparecen en tu  mente, a lo que llamamos habilidad de la mente para imaginar.  Dentro de esta habilidad  se incluye, anticipar, recordar, analizar, controlar, esperanzarse, fantasear…  Debes abandonar esta habilidad por la de únicamente reconocer lo que está sucediendo momento a momento.

  1. Emplazamiento continúo.
Si sigues familiarizándote con la práctica de la primera permanencia mental, alcanzarás la segunda.  Cuando puedas mantener el objeto durante unos cinco minutos, lo habrás conseguido.  En esta etapa se pacificarán  algunas perturbaciones mentales, y otras, cuando surjan, no serán tan activas y parecerá como si se fueran a desvanecer.

El practicante que ha alcanzado estas dos permanencias mentales todavía tiene más distracciones que poder de concentración, por  lo que  deberá usar un mínimo de esfuerzo para reconocerlas y dejarlas ir. 

  1. Reemplazamiento
En la segunda permanencia mental, cuando pierdes el objeto, no puedes recuperarlo de inmediato. Sin embargo, en la tercera etapa, cuando la mente se distrae, eres capaz de recuperar enseguida el objeto.  En esta etapa y en la cuarta ya empieza a instalarse una fuerte retentiva o memoria del objeto.

  1. Emplazamiento cercano
Cuando   alcances la cuarta permanencia mental, tu  retentiva será tan poderosa que durante toda la sesión de meditación no olvidarás el objeto.  En este nivel de concentración completas el poder de tu  retentiva.

  1. Control
En la cuarta permanencia mental, el poder de tu retentiva puede causar que la mente se absorba demasiado y corres el riesgo de experimentar  hundimiento mental.  Por lo tanto, en la quinta etapa deberás aprender a reconocerlo.  Solo con reconocerlo, la mente empezará a salir del hundimiento.  En este nivel de concentración no hay peligro de experimentar el hundimiento mental burdo (dormirse).

  1. Pacificación
En la etapa anterior, si elevas demasiado tu mente, aplicando demasiada concentración o reconocimiento, corres el riesgo de experimentar lo contrario,  la excitación mental sutil.  No obstante, puedes contrarrestarla, reconociéndolo.  En esta última etapa ni el hundimiento mental burdo ni el sutil perturbarán tu mente mientras está concentrada en el objeto de meditación.

  
  1. Pacificación completa
Debido a has perfeccionado los poderes de la retentiva y el reconocimiento de lo que está sucediendo, tu mente habrá logrado un estado de equilibrio.  No estará ni demasiado elevada como resultado de contrarrestar el hundimiento mental ni demasiado absorta como resultado de contrarrestar la excitación mental.  Habrá una profunda atención en lo que está sucediendo pero una completa despreocupación o relajación por lo que está sucediendo. Aunque ya no corres el riesgo encontrarte con estos dos obstáculos, todavía es posible que generes hundimiento mental o excitación sutiles.  No obstante, puedes contrarrestar estos obstáculos sutiles reconociéndolos.

A partir de la tercera permanencia mental adquirirás una poderosa concentración, pero hasta la séptima todavía experimentarás hundimiento y excitación mentales.  Por este motivo, la clase de atención que estás usando se denomina atención interrumpida.  Como se expone en el apartado siguiente, es muy importante que sepas reconocer las formas burdas y sutiles de hundimiento y excitación mentales.  El hecho de reconocerlas ya las está corrigiendo. 


  1. Convergencia
En esta etapa, con poco esfuerzo podrás mantener la concentración en el objeto durante toda la sesión de meditación, sin peligro de experimentar hundimiento o excitación mentales.  La concentración que has alcanzado se denomina convergencia de la mente y, debido a que puedes permanecer enfocado en el objeto sin vacilaciones, tu atención es ininterrumpida.

  1. Emplazamiento estabilizado
En los niveles de concentración anteriores hay cierto esfuerzo para emplazar la mente en el objeto de meditación.  No obstante, en esta última etapa ya no hay esfuerzo por lo que podrás mantener la mente enfocada en su objeto durante tanto tiempo como desees.  En este nivel de concentración hay una familiaridad tan completa con el objeto de meditación que la  atención sucede como algo espontáneo. 

En esta permanencia, durante el tiempo de la meditación, todos los problemas, obstáculos y somnolencia desaparecerán.  Alcanzarás un estado continuo de flexibilidad mental en el que tu cuerpo se llenará de energía beneficiosa.  Esta energía eliminará los obstáculos físicos y la sensación de pesadez e incomodidad que nos impiden practicar de manera continua.  Como resultado, alcanzarás una gran flexibilidad física y tu cuerpo se sentirá ligero, como si fuera de algodón.  Esto te conducirá al logro de un gran gozo físico y adquirirás la habilidad de no percibir, durante la sesión de  meditación otro objeto que no sea el que hayas elegido.  Sentirás como si tu cuerpo se hubiera disuelto por completo en el objeto de meditación.

Cuando sientas que tu cuerpo se disuelve de este modo, alcanzarás una gran flexibilidad mental.  En este momento, debido a la intensidad de tu gozo, parecerá como si fueras a perder el objeto de meditación.  En tu primera experiencia de este gozo especial,   aumentará la vibración de tu mente y sentirás como si no pudieras mantener la mente enfocada en su objeto.  Como resultado, tu sensación de gozo disminuirá un poco, pero esto no es un defecto, puesto que a continuación experimentaásr el gozo inmutable de la concentración, denominado flexibilidad inmutable.  Cuando sientas esta flexibilidad mental, alcanzarás el estado de la permanencia apacible o SAMADHI.


Poder del esfuerzo:  Surge de la aspiración y nos anima a esforzarnos con entusiasmo y perseverancia por alcanzar la permanencia apacible.  Es la apasionada auto-indagación que surge de nuestro interés por la práctica porque sentimos y creemos que lo que estamos haciendo tendrá un beneficio para nosotros.  Sin esta confianza, al principio es difícil mantenernos en el camino.

Poder de la retentiva:  Es el factor mental que impide que la mente se olvide de su objeto de meditación y le permite sostenerlo de manera continua .  Es el oponente contra el obstáculo de olvidar las instrucciones sobre el objeto de concentración y perderlo.  Es un tipo de memoria.

Poder de la vigilancia mental:  Es un aspecto de la conciencia que actúa como un espía observando la mente para comprobar si surgen obstáculos para la concentración.  Elimina el hundimiento y la excitación mentales al reconocer estos obstáculos en cuanto aparecen.  La habilidad de la mente por reconocer lo que está sucediendo.
  
Deberás utilizar la vigilancia con destreza. La vigilancia mental es la habilidad de la mente por reconocer lo que está sucediendo. Si no la aplicas nunca, no podrás reconocer los obstáculos (la habilidad de la mente para imaginar) que interrumpen tu  concentración. Pero si la usas con demasiada fuerza o prolongada en el tiempo, interferirá también en tu concentración y no te permitirá acceder al gozo de la práctica.  Por ejemplo, si andas por un camino con alguien que sospechas que desea matarte, pondrás parte de tu atención en el camino y la otra parte en tu posible enemigo.   De igual manera, cuando practiques la meditación, tu mente estará en el objeto de meditación, pero una parte de ella estará usando su habilidad para reconocer y así detectar la presencia de los obstáculos de la excitación y  hundimientos mentales, la habilidad de la mente para imaginar o tensiones en el cuerpo.  Si confías en la inteligencia de tu cuerpo, mente y conciencia, únicamente reconocer lo que está sucediendo provocará los cambios que tengan que suceder.  Por ejemplo.  Si reconoces una tensión en tu cuello y la sientes, la inteligencia de tu cuerpo apoyada por la inteligencia de tu mente, posiblemente hará lo que tenga que hacer para que se suavice, aunque no lo consiga.




sábado, 30 de julio de 2022

NO PUEDES ESCAPAR DE TU RESPONSABILIDAD

 



La ley del Karma dice que cada acción que emprendes, sea física, verbal o mental, tiene un efecto similar.  En la sabiduría popular nos tropezamos con ella constantemente con la frase:  "lo que siembres recogerás".  La energía que generas con tus acciones no se detiene jamás, se proyecta en la eternidad hasta que produce su efecto, que será similar a la causa que lo ha producido.  Si siembras castañas no obtendrás limones... 


Lo más importante de esta sabiduría es que te hace responsable de tus actos, impidiéndote culpabilizar a otros por lo que te suceda.  El complejo entramado del karma provoca todas  tus desdichas y placeres, pero no por culpa de los demás sino porque vuelve la energía que en un momento habías generado.  Esto no se limita solamente a esta vida sino que se proyecta al infinito.  Es como si lanzases un martillo al aire y te olvidases de él.  En un momento u otro, por la fuerza de la gravedad del martillo tiene que bajar.  Si éste te da en la cabeza, no puedes empezar a culpar a los demás por el simple hecho de que no te acuerdas de que lanzaste el martillo al aire en un momento dado de tu existencia.  Las desgracias que te ocurren, quieras o no, aunque sea duro reconocerlo, (el ego se rebela), tienen su causa en ti mismo.  Por tanto, tu dedo ya no puede señalar a nadie, ya no puedes odiar a nadie, ya no hay nadie para culpar de tu desgracia por muy duro que sea, no puedes utilizar una ley universal como la de causa y efecto para lo que a ti te convenga, sería muy poco honesto por tu parte.

Si lo piensas bien, lo analizas, verás que no puedes mover un átomo de una parte del universo sin que esto repercuta en todo el universo.  El átomo no es más que energía, nuestro pensamiento no es más que energía y nuestra acción proviene del pensamiento, por tanto todo, absolutamente todo lo que hagamos o pensemos va a tener una consecuencia en el universo.  Lo creamos o no es una cuestión de pura lógica, de pura ciencia sutil. Algunos científicos que experimentaron con partículas subatómicas descubrieron que no podían manejar estas partículas sin que su pensamiento influyera en el comportamiento de estas partículas.  Algunos de estos científicos proclaman que las propiedades de las partículas nucleares no son más que creaciones de sus propias mentes, que de hecho, las partículas no tienen propiedades independientes de las mentes de quienes las observan.  Esto presupone que, en el mundo de las partículas, la mente que percibe la realidad, de hecho la crea.

Partiendo de esta base podríamos decir que nuestra mente ha creado lo que percibe, ¿no?.  Entonces por la misma regla podemos considerar nuestra mente totalmente interdependiente de lo que ocurre "fuera" de nosotros.  Consecuentemente esto nos lleva de nuevo a la ley de causa y efecto y al hecho de hacernos responsables a nosotros y a nuestra mente de todo lo que nos ocurre, bueno y malo. 

Entonces, relacionando  todo esto con nuestra actitud egoísta;  que efecto puede traernos el hecho de amar a los demás ??? Y qué puede retornar de dar rienda suelta a nuestro egoísmo ???





lunes, 11 de julio de 2022

NADA ES TAN REAL COMO PARECE


 

¿Maestro, como puedo traer un poco más de paz a mi vida?


A través de Sabiduría, a través de no engañarte más.  A través de entender que lo que És está  fluyendo continuamente a través de ti  y a través de todo el universo.  Esta es la comprensión sin límites.  Para los cristianos es parecido a lo que llaman dios, buda lo llamó vacuidad... nosotros lo llamaremos la sabiduría que ve las cosas tal como son, sin el engaño de la mente.  Esta sabiduría acaba con todo lo que está contaminando  nuestra mente. Todo lo que obstruye la verdadera percepción de nosotros mismos, de los demás y de todo el universo. 

Nuestra mente está cubierta con una capa de dualidad. Es como una nube oscura que nos separa de la realidad de las cosas y de verlas tal como son.  Ésta dualidad distorsiona nuestra percepción de todo,  conduciéndonos a través de un sinfín de actitudes egoístas y  destructivas. 

En esencia, esta sabiduría se basa en ver que todo es como un sueño.  Que todo lo que ahora parece real, sólido y verdadero, en esencia, no es así. Es como un sueño.

El mundo que vemos,  parece real.  Fíjate en mi, en ti, parece real ¿verdad?,  todo parece concreto, material, sólido.

Cuando vayas a dormir esta noche, el personaje que eres, va a desvanecerse como una ilusión. El cuerpo que sientes  que habitas va a desvanecerse como un espejismo. Cada noche, el mundo que percibimos se desvanece en el vacío de nuestra propia mente.  De este profundo vacío, surgen otros mundos de sueño, con otros personajes.  A veces podemos soñar que somos un pájaro volando, otras veces podemos ser como un pez, o podemos soñar que somos un rey o un diablo. Mil y una cosa surgen por la noche. Egos con sus propios cuerpos y mundos diferentes, con sus amigos, enemigos... Durante el sueño sentimos con total seguridad  quien soy : este pájaro soy yo, este cielo es verdad, la tierra abajo es verdad, todo lo que vemos es la realidad. Y después ¿qué?, el sueño se desvanece. Vacío otra vez y surge otro sueño, otro tema, otra cosa... totalmente diferente.  Hasta que finalmente el último  sueño se desvanece también y surgimos en el sueño del día. Volvemos a sentir un yo igual que ayer, un cuerpo igual que ayer, un mundo igual que ayer.  Pero, realmente no es igual, es otro sueño.  Ayer quizás  era más bonito, más angélico, en cambio hoy,  hemos despertado en una pesadilla.  El mundo es asqueroso,  nuestra pareja parece feísima, el ruido de los niños..., el calor insoportable..., ¿Es el mismo mundo de ayer?.  No, es nuestra propia pesadilla proyectada, nuestro propio rollo, nuestra propia semilla cultivada en el pasado  germinando. No existe afuera, es nuestra proyección.  Si fuera realmente así, si el mundo fuera real, tal como nosotros lo vemos, todos los que nos rodean, los que comparten el sueño del día con nosotros lo percibirían igual, y no es así. 

El mundo de 6 billones de seres humanos no es nada más que el sueño de seis billones de seres, cada uno con su propia percepción.  Unos en pesadillas , unos en maravillas, otros aburridos... Cada uno cambiando constantemente de forma, de aspecto, de ego.  Esto es la realidad.  La vida es proyectada por nuestro propio inconsciente como un sueño.

Inconscientemente proyectamos sobre los demás nuestro propio ego. Odio sobre los imaginados enemigos, amor sobre los imaginados amigos, creemos que están ahí, creemos que verdaderamente son enemigos los que parecen tan amenazantes... Creemos que los guapos son hermosísimos realmente, pero es nuestro propio encanto, nuestra propia ilusión que engaña a nuestra  mente. 

Cada cosa que ocurre depende de las semillas que hemos sembrado en el pasado, nuestras  formaciones mentales del pasado, nuestros pensamientos,  nuestras mentes negativas, enfados,.... condicionan nuestros infiernos del futuro. Nuestras pesadillas surgen de las huellas de nuestro propio odio rencor, violencia mental.  Las maravillas del mundo surgen de las huellas de nuestro amor y acciones positivas, menos egoístas.

Esta es la última realidad, la sabiduría que percibe que el universo no existe en la manera en que aparece ante nosotros,  existe de otra, como un sueño proyectado. Una mente que crea un mundo debido al condicionamiento, a las semillas del  del pasado. 

¿Pero qué es la dualidad,  como podemos eliminarla?

Al observar los objetos que nos rodean hay un observador (sujeto), y algo observado (objeto).  Es decir, dos, dual.   Lo observado parece que está fuera del observador, pero si analizas el objeto con detalle, lo diseccionas hasta la más pequeña de las partículas llegarás a vaciarlo de esencia porque no encontrarás jamás nada que pueda sustentar la existencia del objeto.  Podrás dividirlo y dividirlo hasta el infinito y nunca encontrarás un ladrillo de  materia que exista por ella misma y que sea la base independiente sobre la que el objeto se haya creado.  El objeto existe, es cierto, pero no en la manera en que aparece,  sino como un sueño.

Al investigar el objeto y encontrar que al final solo puedes encontrar un vacío, la mente se fusiona con él y , de repente, no hay objeto que encontrar, no hay dos.  La dualidad es el engaño, la ignorancia.  Es la dualidad la que nos hace ver todo como si estuviéramos divorciados de todo.

De  la misma manera que el objeto es no dual, (realmente el objeto es una manifestación de la mente),  la mente que lo percibe tampoco es dual.  Recuerda, todo lo que percibes y como lo percibes es una proyección del inconsciente, de tus semillas manifestándose.  De la misma manera, la apariencia de una mente dual es falsa también.  ¿si no hay objeto como puede haber sujeto?.

A través de disolver nuestra mente dual, en su no dualidad, llegaremos a ser un ser despierto, despierto del sueño que ahora tomamos como verdad absoluta, real e independiente, divorciada de todo.

 




martes, 21 de junio de 2022

SEGUIR UN CAMINO ESPIRITUAL CON SENTIDO

 


Seguir un camino espiritual es empezar a entender que la felicidad no se encuentra fuera, sino que es un estado de la mente.

Una mente feliz, lo es cuando está en paz.  Si no hay paz, nada puede satisfacernos.  Cuando la mente está en paz, todo es motivo de felicidad.

El camino espiritual es el que emprendemos para abandonar nuestras perturbaciones mentales,  nuestro ego.  Estas perturbaciones están producidas por los engaños de una mente que no ve las cosas tal como son y que lo exagera todo. Es como si continuamente estuviera alucinando.  La función de este tipo de mente es perturbar  su paz natural.

Emprender el camino espiritual es decidir abandonar las perturbaciones mentales y descubrir que,  al abandonarlas  hay, energía, claridad, paz, sabiduría, ecuanimidad, amor...  Transformar la mente es empezar a identificarse con esta paz, con la naturaleza clara y amorosa de la mente, hacerse íntimo con ella y al mismo tiempo dejar de hacerlo con las perturbaciones mentales.

Al  practicar la meditación nos damos cuenta de que  son nuestras perturbaciones las que nos causan sufrimiento, las que nos roban la energía.  Al darnos cuenta de ello,  podremos empezar a abandonar este camino  y dejar de ser su esclavo.  

Buda lo describió claramente a través de las cuatro nobles verdades: Conoce los sufrimientos, abandona sus orígenes.  Practica los caminos y  alcanza las cesaciones (del sufrimiento).

miércoles, 1 de junio de 2022

NADA PERMANECE QUIETO NI UN MILISEGUNDO






Es fundamental para despertar la mente meditativa y la paz en nuestras vidas, integrar en ellas la comprensión de la IMPERMANENECIA.

El entendimiento de la  impermanencia puede ser de dos tipos, más o menos fáciles de distinguir, en función de que nuestra mente se haya vuelto más sutil o no.

La impermanencia burda es muy evidente y a todos nos es fácil de ver y entender: las cosas al cabo de un tiempo se rompen o se deterioran;  ser rico hoy y mañana pobre; hoy podemos ser bellísimos y mañana feísimos, por dentro o por fuera; una semilla se transformará en  árbol; un niño se volverá anciano y morirá; todos nacemos, enfermamos, envejecemos y finalmente morimos.  Este tipo de impermanencia es fácil de ver, simplemente tenemos que mirar a nuestro alrededor con los ojos físicos para darnos cuenta de esta verdad.

La impermanencia sutil no es tan fácil de ver,  pero si refinamos nuestra manera de mirar
podremos ver que el proceso de cambio  del que hablábamos antes  es constante.  Nuestro coche no se rompe de la noche a la mañana, ha tenido un proceso de cambio, de deterioro.  Lo mismo le pasa a la semilla que se transforma en árbol o el niño que se transforma en anciano.  El proceso de cambio ocurre momento tras momento, inexorablemente. Nada está quieto ni una fracción de milisegundo, todo cambia constantemente. Nada permanece parado, todo es impermanente. 

No hay nada ni nadie  permanentemente duradero.  Cada instante es totalmente nuevo, no queda nada del instante anterior.  Cada instante produce el siguiente instante pero cada instante es totalmente diferente que el instante que lo produjo. No hay nada que dure de un momento a otro, es simplemente un flujo de transformación continuo.  La persona que se levantó esta mañana ya no existe.  No somos el mismo que acaba de escuchar las palabras que digo, somos diferentes.  Ahora mismo hemos cambiado una y otra vez, tan rápido que no podemos verlo, no podemos concebirlo, es tan sutil... Ningún pensamiento es el mismo que el anterior, ninguna sensación. Es un constante flujo, constante transformación.  Aplicando esta sabiduría a la meditación, la mente se tranquiliza, la mente deja de buscar cosas fuera para autosatisfacerse porque ve que se desvanecen al instante, no tienen poder para entretener nuestra mente, para distraernos.

Contemplando además que los objetos que nos atraen y nos perturban más , aunque son atractivos, bonitos, excitantes,  no tienen verdadero poder  para hacernos felices.  Son simples remedios superficiales para el profundo dolor que subyace continuamente en nuestra mente porque están contaminados y por ello continuamos insatisfechos, frustrados, desequilibrados. 

Los objetos de este mundo están contaminados porque nuestra mente está contaminada.  Aunque mirar  unas flores bonitas parece inocuo y nos aporta una felicidad inocua en realidad no es felicidad verdadera, las flores se mueren y quedamos disgustados o ansiosos por buscar unas nuevas igual de bonitas.  Por ello es tan importante para la meditación entender la impermanencia. Ésta hace que nuestra mente empiece a  descontaminarse y consecuentemente, los objetos también.

Con una mente sin apego, debido a meditar en la impermanencia ¿ Cómo podríamos  sentirnos frustrados o ansiosos por las cosas?  ¿A qué nos apegaríamos si eso que nos mantenía prisioneros ya se desvaneció? Aunque el objeto sigue siendo atractivo o feo, entendemos que son simples y transitorios estados que no duran más que un instante. Si no nos aferramos a la belleza de uno ni a la fealdad del otro, la mente se queda ecuánime, equilibrada, sin apego ni odio.  Es aquí cuando podemos empezar a disfrutar de los objetos placenteros sin apego y podemos estar en contacto con los objetos desagradables sin odio.  Entonces nuestra mente encuentra una paz continua.

El desapego no es matar al novio, no es divorciarse. El desapego es quitar el pegamento mental, la mente que percibe que el novio o la novia como una verdadera y permanente fuente de paz y felicidad.  Cuando rompemos con  esto, cuando vemos que nada es permanente, que continuamente nuestros pensamientos, emociones, cuerpo, belleza, fealdad, inteligencia, miseria o riqueza aparecen y desaparecen, entonces el apego se desvanece. Es absurdo estar obsesionado por una persona que vemos desintegrándose momento a momento.  Nos estamos aferrando a un cadáver, es su último destino.  Entonces podemos estar con esta persona sin ansiedad, sin expectativas y sin apego y empezar a amarle por lo que és.

La impermanencia no es triste en absoluto, nos libera del engaño mental y nos permite desarrollar emociones tan bellas y puras como el amor altruista, libre de contaminación.

Podríamos aplicar esta sabiduria a nosotros mismos para evitar el orgullo que puede surgir al lograr ciertas experiencias espirituales.  Nos podemos sentir orgullosos de nuestro atractivo, dinero, inteligencia, concentración, sabiduría que nos da un FALSO sentido de seguridad.  La impermanencia también lo destruye. Destruye nuestro cuerpo, reputación, dinero, pobreza fealdad, inteligencia.  La impermanencia es eficaz para eliminar los engaños que contaminan nuestra mente, los engaños que nos hacen sufrir y hacen sufrir a los demás también.  Nos permite acceder una paz continua y pura.

jueves, 26 de mayo de 2022

Empieza el día con la energía gozosa de YOGA

 


Quien no tiene tiempo para practicar yoga, es porque no quiere.  Esta mini secuencia de yoga dinámico practicada cuando nos levantamos, antes de ir al trabajo, no lleva más de 15 minutos y puede ser una bendición para todo el día, tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente.

sábado, 14 de mayo de 2022

TALLER DE MOVIMIENTO CREATIVO

 



Te gustaría DESPERTAR tu creatividad, LIBERAR tensiones, ELEVAR el espíritu o SILENCIAR la mente? 

Pues este taller te va a acercar a  la experiencia a través de la música, el juego, la poesía y la danza!   Te animo a compartir una mañana de DESCUBRIMIENTOS!

● Sabado de 10h a 14h que tendrá 2 partes - 36€ -:

1/ Movimiento Creativo 
2/ Danzar con la inspiracion de distintos poemas ...

También se entregaran las  músicas de los talleres trimestrales y músicas semanales 
(para poder danzar en casa....)
 
Posibilidad de clases semanales por ZOOM .

Para inscribirte puedes contactar por whatsaap o móvil: 

Maribel, la profesora 615945768
Isabel Nirodha 601272640 

Último día para reservar:  DOMINGO 15 DE MAYO!


domingo, 6 de marzo de 2022

LA IMPORTANCIA DEL MOVIMIENTO EN LA PRÁCTICA DE YOGA


 

Antes de que el cuerpo pueda ser integrado debe ser despertado y antes de ser despertado debe ser sensibilizado. En este sentido,  simples y accesibles movimientos son la llave de este proceso. Por ello, ulola, constituye la parte principal al empezar la formación en yoga.  El movimiento es la técnica más sencilla,  representa el elemento agua en la práctica de yoga. Es una técnica indispensable para enseñar yoga de manera efectiva.  El efecto combinado que produce  la repetición del movimiento y su sincronización con la respiración es una profunda interiorización de la conciencia. La práctica de los ulolas permite que el cuerpo sea sensibilizado y despertado deliberada y cuidadosamente antes de mantener las posturas de yoga en quietud.


                                                                                                                              

martes, 8 de febrero de 2022

LA RESPIRACIÓN EN PILATES FUSIÓN

 





La respiración y la locomoción evolucionaron juntas desde el momento en que la vida pasó del mar a la tierra.  Esto significa que la musculatura estructural está totalmente implicada en la respiración.  En este sentido los músculos con los que respiramos libremente son los músculos con los que permanecemos erguidos cómodamente.  Los músculos respiratorios también son músculos estructurales por lo que la posibilidad de desarrollar integridad estructural implica la posibilidad de respirar con libertad y la posibilidad de respirar con libertad implica la posibilidad de desarrollar integridad estructural. La clave de esta integridad estructural es la relación entre la caja torácica y la pelvis. 

De lo expuesto en el párrafo anterior podemos deducir que no es necesario manipular o forzar la respiración para que ésta desarrolle todo su potencial.  Basta con favorecer la integridad estructural a través de la práctica corporal para que la respiración se libere de manera natural de patrones que limitan su operatividad orgánica.

Durante la práctica de los ejercicios de Pilates Fusión, donde sincronizamos movimiento y respiración, podemos adoptar diferentes y variados patrones de sincronización.  A los que estén acostumbrados a los dogmas inamovibles, y no a la escucha sensible y honesta, esto les sonará casi a blasfemia, pero no hay reglas fijas, incluso podemos dejar la respiración completamente libre de patrones de sincronización.  En nuestras clases podemos usar el patrón de dos y cuatro tiempos.  No obstante, hay personas a las que les agobia hacerlo así porque su respiración es corta o porque tienen algún problema respiratorio o psicológico.  En estos casos, mi sugerencia es, olvídate de cualquier patrón de respiración y céntrate en practicar despacio, sentir profundamente el cuerpo y cultivar la integridad estructural.  Todo lo demás surgirá naturalmente.

 

 

jueves, 27 de enero de 2022

APRENDIENDO A MEDITAR: EL TAN TIEN


 

 

a)    La Postura:

Aprender a sentarse es fundamental para que la práctica nos ofrezca los frutos más jugosos.  Podemos usar una silla, un banquito de meditación o un cojín de meditación.  No obstante, al final, cuando uno aprende a mantenerse lúcido, no importa tanto la postura corporal sino de la mente. 

Siéntate en tu soporte, sea cual sea, ligeramente en el borde frontal de los huesos de los glúteos.  No fuerces la posición inclinándote hacia delante con todo el cuerpo, se trata tan solo de un ligero movimiento de balanceo de tu pelvis.  De este modo, la pelvis, se colocará de tal manera que permitirá a la columna vertebral permanecer vertical sin esfuerzo. 

La pelvis, la caja torácica y el cráneo deben estar en una posición de gozoso equilibrio con la gravedad.  Esto quiere decir que estarás vertical sin esfuerzo.   Atención a que la cabeza no se recline ni hacia delante ni hacia atrás. 

Puedes colocar las manos sobre los muslos o las rodillas sin perder la verticalidad.  La posición de las manos y los brazos tiene que ser tan cómoda que puedan relajarse.

b) Primer ejercicio:

Una vez has conseguido permanecer un ratito en la postura correcta, debes cultivar el arte de la atención y al mismo tiempo suavizar las tensiones de tu cuerpo. De lo que se trata es de reposar la atención en el cuerpo para ir suavizándolo.  Para ello deberás sentir el cuerpo tan clara y directamente como puedas, sin juicio, queja o especulación, invitándolo a que vaya relajándose dentro de su verticalidad.

Cuando lleves un tiempo y te hayas familiarizado con la práctica, podrás jugar a iniciar el recorrido de tu conciencia por donde quieras, pero al principio te será útil tener un orden.  Por este motivo, aquí te facilito el que sigue. Puedes empezar por sentir y suavizar los pies y las piernas, para ir subiendo hacia la pelvis, el suelo pélvico, la barriga, la caja torácica y la espalda, las manos y los brazos, los hombros, el cuello y la garganta, la mandíbula, los oídos internos, los ojos y el cerebro. Después puedes volver a sentir el cuerpo haciendo el mismo recorrido, pero en orden inverso hasta llegar a los pies.  Puedes ir añadiéndole todo lo que quieras, incluso los órganos internos.

Finalmente, de lo que se trata es de disfrutar de sentir la presencia relajada de la totalidad del cuerpo de manera global y mantenerla.  Una vez la tienes, simplemente disfruta de ella.  Permanece atento a la totalidad de lo que vaya apareciendo en el cuerpo y la mente.

La intención de este ejercicio es que a medida que vayas sintiendo el cuerpo y lo vayas invitando a que se suavice, entres en un estado de tranquilidad, de presencia despierta, muy claro …  Si aparece el sopor o la somnolencia lo debes de reconocer, así como si la cabeza se reclina hacia delante o hacia atrás.

c) Segundo ejercicio:

Cuando hayas adquirido familiaridad con el primer ejercicio y seas capaz de mantener este estado de presencia relajada, puedes enfocarte en el movimiento que produce la respiración unos centímetros por debajo del ombligo.  Reconoce que cuando la exhalación se produce, el ombligo se hunde y con la inhalación, el ombligo se expande naturalmente.  No has de intentar manipular la respiración.  Deja que se vuelva natural y orgánica.

En ningún momento debes forzar nada.  Todo ha de estar envuelto de sensible y relajada escucha a lo que está sucediendo.  La atención reposando en el bajo vientre y al mismo tiempo en la totalidad del cuerpo.  A través de tu lucidez detecta cualquier sensación de incomodidad que pueda ir generándose e invítala a que se relaje.  Al mismo tiempo permanece abierto/a a reconocer cualquier pensamiento que pueda ir surgiendo.

Con la práctica alcanzarás un tranquilo estado de lucidez y gozo que no es más que el verdadero estado de tu propio ser- consciencia.

Es importante que reconozcas que este estado no tiene fronteras ni origen, lo inunda todo, dentro y fuera del cuerpo, dentro y fuera de la mente.  Por tanto, cuando vaya apareciendo esta lucidez, no la limites a algo que está en tu cabeza o en alguna parte de tu cuerpo y desde allí se proyecta hacia “fuera”, sino que ve la lucidez como algo que lo penetra e inunda todo, sin principio y sin fin.




miércoles, 19 de enero de 2022

LA IMPORTANCIA DE LA MEDITACIÓN EN LA MEJORA DE LA ANSIEDAD

 



1.            ENTENDER LA ANSIEDAD  

Podríamos decir que la ansiedad es un estado inarmónico de la persona provocado por una saturación de pensamientos inarmónicos, los cuales, a su vez,  generan emociones inarmónicas.

 

2.           ¿QUÉ SON LOS PENSAMIENTOS INARMÓNICOS?

 

Todos aquellos que no producen un estado armónico en la persona, es decir, un estado de paz, equilibrio, bienestar, gozo, ilusión…

Por ejemplo, la mayoría de los pensamientos inarmónicos los podríamos agrupar en pensamientos de queja, crítica, juicio o especulación.  Estos grupos de pensamientos pueden apuntar tanto hacia nosotros mismos como hacia los otros.

Un ejemplo de pensamiento especulativo sería el típico pensamiento de anticipación del futuro.   Pensamientos sobre algo que todavía no ha sucedido y que no hay ninguna certeza de que vaya a suceder, que es casi siempre.

Otro ejemplo de pensamiento especulativo es sobre el pasado.  Se trata de pensamientos que involucran sucesos que ya han pasado y sobre los cuales no tenemos ninguna posibilidad de cambiar nada.  Estos pensamientos, además, pueden generar una actitud muy crítica hacia nosotros mismos al culpabilizarnos de no haber hecho nada en su momento. 

Si dejamos que todos estos pensamientos minen nuestra mente, nunca tendremos ni un poco de paz y bienestar.  Llegará un momento, si no ponemos solución real, que estos pensamientos oscuros formarán una nube tan opaca y grande que no nos dejará ver la luz que hay dentro y fuera de nosotros.

 

3.           ¿COMO FUNCIONAN LOS PENSAMIENTOS?

 

En primer lugar, hemos de entender que nosotros no somos los pensamientos, éstos tan solo son como nubes que cruzan el inmenso espacio tranquilo y claro de nuestra mente. No tienen existencia propia y no tienen solidez.  Sin embargo, en función del poder que les entreguemos pueden hacernos sentir muy mal.  Los pensamientos pueden tener un origen endógeno, es decir, creados por nosotros mismos, pero también pueden ser pensamientos ajenos a nosotros, atraídos por nuestro campo mental y emocional en función del tipo de pensamientos que tengamos por costumbre generar. 

Podríamos decir que somos como antenas de radio o wifis que sintonizan con frecuencias similares a las que tenemos dentro.   Por tanto, si tenemos por costumbre cultivar pensamientos inarmónicos, atraeremos pensamientos afines que se sumarán a los que ya tenemos.  La buena noticia es que, si comenzamos a aflojar esta tendencia como consecuencia de empezar a hacer cambios en nuestra manera de pensar, aparecerán pensamientos nuevos y armónicos que atraerán otros similares y su fuerza se multiplicará.   

Según la medicina china, esta saturación de pensamientos obsesivos y repetitivos tiene que ver con la energía del bazo, por lo que no estará de más, para descongestionarlo, tomar algunas infusiones de plantas que favoreciesen su drenaje.  También valdría imponer las manos sobre este órgano para drenar su energía hacia la tierra o incluso invocar la emoción de fluidez

 

4.           ¿COMO DEJAR DE TENER PENSAMIENTOS INARMÓNICOS PARA SANAR LA ANSIEDAD?

La mala noticia es que no existe ningún fármaco capaz de liberarnos de la ansiedad a largo plazo.  Pueden ayudarnos en un momento puntual de crisis a tranquilizarnos, pero la droga no hará el trabajo por nosotros. Es más, a la larga, la bola, si no nos implicamos en nuestra sanación se hará más y más grande.  Necesitaremos más y más cantidad de fármacos para poder soportarlo.

LA BUENA NOTICIA ES QUE HAY SOLUCIÓN!!! PERO NO ESTÁ FUERA DE NOSOTROS…NOS LO HEMOS DE CURRAR… NECESITEMOS EL TIEMPO QUE NECESIEMOS…

Lo primero que hemos de hacer es educarnos en mantener continuamente una mente vigilante, sin tensión ni culpabilidad, para ver en cada momento que es lo que nuestra mente está pensando.  Ver y reconocer la categoría de nuestros pensamientos.  Ver qué línea de pensamientos tenemos y reconocer si esta línea está dentro de la crítica, la queja, el juicio o la especulación.

Cuando hayamos podido ver un poco cual es nuestra inclinación, hacia donde tiende nuestra línea de pensamiento, podremos hacernos otra pregunta: ¿Con esta línea de pensamiento, puedo aspirar a tener paz o bienestar?

Si no reconocemos el contenido de nuestra mente y hacia donde nos lleva, no tendremos la suficiente fuerza para ir modulando y transmutando nuestros pensamientos y emociones porque, simplemente, ni siquiera tendremos conciencia de ellos ni de su poder destructor.

 

5.           LA IMPORTANCIA DE LA MEDITACIÓN EN LA MEJORA DE LA ANSIEDAD

Imagina que tenemos un vaso de agua con un poco de tierra en el fondo.  Removemos el agua con una cuchara y aquella se enturbia. Si dejamos el vaso reposando, sin moverlo durante un rato, poco a poco la tierra se irá asentando en el fondo i el agua quedará clara.

Esto mismo pasa con nuestra mente.  Los pensamientos, como la tierra mezclada con el agua, enturbian nuestra mente y no podemos ver con claridad todo lo que hay y por tanto, no podemos modularlo ni transformarlo. La meditación nos ayuda a aclarar nuestra mente y ver todo lo que está pasando con claridad.  Igual que lo que pasaba con el agua cuando la dejábamos reposar.

La meditación no trata sobre pensar, todo lo contrario, trata sobre el no hacer.  Se trata de un proceso  de invitar al cuerpo y a la mente a relajarse en su naturaleza tranquila y lúcida para ver lo que hay con claridad, sin especulación, sin juicio, sin crítica, sin queja.