lunes, 14 de noviembre de 2022

CURSO de Masaje De Yoga Tailandés




CURSO de Masaje De Yoga Tailandés: Liberación de hombros y espalda baja!




El masaje de yoga tailandés es una forma antigua de masaje medicinal que se originó en la India. El destinatario puede experimentar una liberación una profunda liberación emocional, quietud mental y una indescriptible sensación de unidad y claridad.
El practicante usa una combinación de dedos y partes, pies, antebrazos, codos, rodillas y peso corporal para masajear. Se practica con ropa cómoda y no se usa aceite. 
🌟Horario y precio🌟
Fecha: 27 de noviembre de 17a 20

Precio 40 €

🌟Ubicación 🌟
NIRODHA - yoga & pilates
Carrer d'Antoni Lliteres, 4, 07013 Palma, Illes Balears

Con Eddy Arrrecio & Gabi Acro

domingo, 6 de noviembre de 2022

LOS BANDHAS

 


Hay tres bandhas fundamentales en la práctica de yoga.  Mula, Uddiyana y Jalandhara.  Mulabandha es la activación, en forma de succión, de los músculos accesorios de exhalación que se encuentran en la parte inferior del tronco, entre el ombligo y la parte púbica. No es algo que se haga en el suelo pélvico, sino que tiene un impacto sutil sobre éste.  Uddiyanabandha se hace en el pecho al activar los músculos accesorios de la inhalación, lo que provoca una profunda succión del plexo solar.  Jalandharabandha, sucede en la garganta como un impacto de los otros dos. Aunque normalmente se los considera por separado a efectos descriptivos, son inseparables, son intrínsecamente uno.  La práctica de un Uddiynanabandha puro, realizado con los pulmones vacíos, provocara siempre mulabandha y jalandharabandha.  La combinación de los tres se conoce como Merubandha. Aunque te suene raro, Jalandharabandha es el más sutil y difícil de acceder por separado.  Cuando de verdad está presente, la parte inferior de la garganta se abre y la superior se estrecha por sí sola desde dentro.  Combinados los tres bandhas generan una profunda succión hacia arriba que tiene origen en el perineo transmitiéndose al plexo solar y a la garganta. Practicar correctamente los bandhas supone que no haya tensión en ningún punto.  De hecho, cuando practico los bandhas los siento como una profunda a irrefrenable invitación a liberar la tensión de todo el cuerpo.